Correo electrónico

BITÁCORA DE RAFAEL HIDALGO

sábado, 12 de abril de 2014

En el principio Dios era un niño




Érase un hombre que en ocasiones escribía cosas, no sé si de mucha o poca importancia, pero cosas que a él le interesaban.

Aquel señor tenía unas hijas a las que quería más que a nada en el mundo, y les regalaba historias que les contaba sin cesar, pues sabía que ese era el puente más seguro para llegar hasta su corazón.

Un día escribió un cuento para la más pequeña, se titulaba "Crispín y el dragón Agamenón". La otra hija, inteligente y generosa, le sugirió: "Papá, ¿y por qué no haces un libro con ese cuento?" El hombre nunca había publicado nada para niños, pero aquella idea le pareció estupenda. Pronto reparó en que siendo para niños debía encontrar a alguien que lo ilustrase.

Y buscando y buscando dio con una ilustradora que hacía dibujos especiales: sencillos pero rebosantes, coloridos, alegres, frescos, hermosos, tiernos, unos dibujos que despertaban al niño que él mismo llevaba dentro.

Por fin consiguió hablar con aquella ilustradora que resultó llamarse Marta y pronto descubrió que entendía a la perfección el espíritu de sus historias, tanto, que en el momento en que ella las tocaba dejaban de ser de él para cobrar vida propia, tal vez la de la propia Marta. Así fue como Marta se convirtió en la ilustradora de "Crispín y el dragón Agamenón".

Un tiempo después aquel hombre escribió otros cuentos y ya no tuvo la menor duda sobre quién debía animarlos. Así fue como Marta, como en un nuevo Génesis, moldeó con sus manos otros personajes, como Arturo, un niño soñador y despierto que espera llegar a ser astronauta.

Aquí os dejo frente a una ventanita que Marta ha abierto para que la conozcáis un poco mejor. Confío en que al niño que lleváis dentro le guste tanto como a mí.

4 comentarios:

  1. A mí me ha encantado porque, a pesar de mis años, no quiero dejar de ser niña.

    Por eso, tus hermosos cuentos me han llegado al corazón.

    Felicidades a los dos por vuestros maravillosos y dulces trabajos.

    Un beso, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amalia, los niños miran el mundo con sorpresa y admiración, creo que es algo que estamos perdiendo y hay que rescatar. Afortunadamente algunas personas sois capaces de ello.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pero que bonito lo que hace esta chica!!! Me ha encantado!!!!
    Que trabajos mas maravillosos teneis,sois unos genios,mi enhorabuena :)

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, ella es la genio, yo el aprovechado.

      Un abrazo.

      Eliminar