Correo electrónico

BITÁCORA DE RAFAEL HIDALGO

polizonynaufrago@gmail.com

viernes, 13 de enero de 2017

A las órdenes del resentimiento



Decía Ortega y Gasset que “siempre que vean ustedes algo monstruoso, platos de ternera sin ternera, cuchillos sin hoja ni mango, busquen alrededor y encontrarán seguramente un intelectual resentido”.

La cosa no tendría mayor alcance si el resentido en cuestión no hallara eco para su frustración. Si su acción quedase en un patético gesto reconocido por el común de los mortales como lo que es, un absurdo.

Desgraciadamente hay épocas en que la mentira cotiza al alza y la verdad se devalúa a tal extremo que es la única opción censurable. La nuestra parece ser una de ellas. La fuerza de la propaganda y el miedo a ser señalado por salirse del discurso dominante se encargan de asegurar el éxito del embustero.

Hoy es considerada una actitud “ultra” defender que hay una nueva vida en el momento de la concepción, cuando dicha afirmación no tiene una génesis religiosa o moral, sino estrictamente biológica. Claro que el “problema” de dicha constatación es que se deberían derivar consecuencias éticas, lo cual nos obligaría a cambiar algunas pautas importantes de nuestro comportamiento, cosa a la que no estamos dispuestos.

También en siglos pasados se consideró infrahumanos a los esclavos de forma que pudiera soportarse el orden social en su trabajo. Hoy nos escandalizamos desde nuestra “superioridad moral”.

Se puede hacer una costosa campaña para implantar la idea de que “hay niñas con pene y niños con vulva” sin que cause rubor. Claro que el coste mayor de la campaña no es el económico, sino el personal. Precisamente el daño que se hace a los verdaderos niños y niñas a los que se corrompe con tamaño despropósito. Mientras, la mayor parte de la sociedad calla cuando no aplaude. La evidencia es una incómoda presencia a la que es mejor no mirar.

Va siendo hora de recordar algunas cosas, como que los gallos no ponen huevos, las ranas no tienen pelo ni las niñas colita, y, sobre todo, el mundo está mucho mejor hecho de lo que algunos parecen creer.

jueves, 5 de enero de 2017

Regalo de Reyes: la reseña de "El diablo es conservador" de Alejandro Llano



Amigos, os quiero hacer un regalo de Reyes especial. Por eso he hecho la reseña de un libro particularmente atractivo, me refiero a "El diablo es conservador", del filósofo Alejandro Llano. En él aborda algunas de las principales claves de nuestro tiempo.

¡Felices Reyes Magos!

domingo, 1 de enero de 2017

¡Feliz 2017!



No se me ocurre mejor forma de felicitar el año que recomendando un buen libro (si pudiera regalarlo a todos sería la bomba, pero soy de infantería y no de artillería...), así que aquí os ofrezco el último vídeo de Filosofía para náufragos.

¡¡¡Feliz 2017!!!

lunes, 26 de diciembre de 2016

Caos, platos y realismo

Abro el armario de los platos y los veo colocados en riguroso desorden. Dos pequeños, uno plano, tres hondos, otro pequeño, varios hondos sobrepuestos, un hueco, otro plano...

Llamo a mi hija pequeña:
- Has colocado tú los platos, ¿verdad?
- Sí.
- Se nota. Míralos. Cada uno a su manera sin orden ni concierto.
- Papá, soy realista. No como otros.
Todavía le estoy dando vueltas a la respuesta. Pero Dios mío, ¿qué es el realismo?

domingo, 25 de diciembre de 2016

Dar razón de lo que se cree



En su Liber de convenientia fidei et intellectus in objeto Ramón Llull recoge la discusión entre al-Mustansir y el dominico Ramón Martí.

Martí, que sabía árabe pero no disponía de conocimientos de "lógica y ciencias de la naturaleza", mediante argumentos morales mostró a al-Mustansir que el Islam era erróneo. El monarca musulmán, persuadido, mostró su disposición a abandonar su religión y convertirse al cristianismo con todo su pueblo, pero para ello solicitó pruebas de que la religión católica era la verdadera.

Entonces Ramón Martí respondió que la fe católica era tan sublime que no podía ser demostrada, conminándole a adherirse a ella cuanto antes. Al-Mustasir, disgustado, replicó que lo propuesto por el dominico era una afirmación sin prueba: "no quiero yo dejar de creer para creer, sino más bien dejar de creer para entender. Has obrado muy mal, pues que me quitaste la fe que tenía y ahora no soy ni cristiano, ni sarraceno, ni judío".

Por algo un pescador galileo llamado Cefas recomendaba a los cristianos que estuvieran "preparados para dar razón de vuestra fe" (1 Pedro, 3, 15).

viernes, 23 de diciembre de 2016

lunes, 19 de diciembre de 2016

Presentación de "Bresca. El guardia suizo" en Palma de Mallorca



Cuando uno no hace más que recibir, recibir y recibir, la única respuesta que puede dar es "gracias, gracias y gracias", y es la que doy a Juan Ignacio Ribas y su familia que han hecho posible la presentación de "Bresca. El guardia suizo" en su hermosa (y húmeda por unos días) Palma de Mallorca.

Nuestro guardia suizo pone su alabarda en un nuevo enclave.

Gracias también a la librería San Pablo. Todo fueron facilidades. Y por supuesto a los amabilísimos asistentes.

¡Ojalá que hasta pronto!