Correo electrónico

BITÁCORA DE RAFAEL HIDALGO

miércoles, 19 de junio de 2013

Ser despistado. ¡Señor, qué cruz...!




Se lo he dejado claro a mi amigo Enrique: “Conmigo sabes que todos tus secretos están a salvo. En media hora no los recordaré ni yo”.  Bien sabe que es verdad.

La otra noche inicié la persecución de varias polillas enormes que se habían colado en el salón. Por lo visto la famosa plaga hizo parada y fonda en mi casa. Me quité una zapatilla y comencé a dar brincos y a trepar por las sillas. Por fin conseguí alcanzar a una que cayó al suelo. Febril por la excitación y con el arma homicida firmemente asida en mi mano diestra miré para abajo y vi que uno de mis pies estaba descalzo. Entonces comencé a buscar la zapatilla…

¿De qué estábamos hablando?

16 comentarios:

  1. Invitación - E
    Soy brasileño.
    Pasei acá leendo , y visitando su blog.
    También tengo un, sólo que mucho más simple.
    Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
    A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
    Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
    Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
    Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
    para ti, un abrazo desde Brasil.
    www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Rafael. Nos hacemos mayores, sí y avivamos recuerdos lejanos con mayor facilidad que los cercanos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xtobefree, por no saber, no sé ni dónde paran las neuronas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Si el despiste de toda la vida se junta con la pérdida de memoria por edad, la cosa puede terminar en tragedia. A mí ya me está pasando...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jerónimo, ¡pero es que yo todavía soy un niño...!

      Un saludo.

      Eliminar
  4. El paso del tiempo....

    Y,lo peor, es que tiene difícil solución.

    Ya me gustaría estar como antes. Me va a entrar una "depre"...

    Un beso, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amalia, pues entonces yo debería pegarme un tiro.

      Tu aguanta, que al final entre todos encontraremos las gafas que llevas puestas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. jajajaaja que bueno, me trae recuerdos propios mios. Lo importante, es que los invasores fueron expulsados de tu reino. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Releante, mis sudores me costó.

      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Yo era la portada de "Men´s Health" de abril (... de 1860)

      Eliminar
  7. Ser despistado también tiene sus cosas buenas. Primero la gente debe saber que lo eres, luego ya puedes hacer que no te enteras de algo. Ese es el motivo de la entrada ;-) ???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernando, antes de cinco minutos lo descubren irremediablemente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Jajajajaaaa el otro día buscaba desesperada mis gafas,en el bolso,en los cajones...y cuando le pregunté a mi marido si las había visto...jajajaj me dice que las llevo puestas jajaja

    Un cariñoso saludo y me voy al oftalmólogo :)))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén,tenemos que graduarnos la memoria.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. ¡qué consuelo ver que a tí te pasa también!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar