Correo electrónico

BITÁCORA DE RAFAEL HIDALGO

martes, 8 de enero de 2013

Afirmaciones heréticas (frente al dogma social)

 
Todos los hombres no somos iguales. Es más, cada hombre es distinto a cualquier otro. Ni siquiera dos hierbas de un prado son completamente iguales. El universo es un lugar infinitamente plural. La humanidad es el culmen de esa pluralidad.

Los hombres y las mujeres no somos iguales. ¡A Dios gracias! De lo contrario, el mundo sería muchísimo menos hermoso y completamente infecundo. Para empezar, no existirían los poemas de Garcilaso, Bécquer o Salinas, ni la sonrisa de una muchacha iluminaría una álgida mañana de enero.
(Por cierto, me suena la mar de hortera cuando algún conocido que va a ser padre me suelta eso de "estamos embarazados". Hay quien tiene una tripa oronda, pero de ahí a un embarazo. La maternidad es un privilegio de la mujer).

Todas las ideas no son igual de válidas. Unas enaltecen la realidad y otras la violentan. Unas ennoblecen y otras encanallan. Unas son veraces e iluminan, y otras enturbian y mienten. Unas ayudan y otras perjudican.

Todas las leyes no son respetables. Existen leyes justas e injustas, y estas últimas lo son aunque hayan sido refrendadas por una mayoría apabullante de individuos. Lo malo es malo, y lo bueno es bueno, lo diga Ana o su hermana.

30 comentarios:

  1. ¡Qué razón tienes! Es, nada más y nada menos, la obra del cielo.

    Muy feliz año.

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya, se me ha ido la s! por ir corre que te corre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Capuchino, es que el mundo es alucinante; ¿verdad?
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Iguales, diferentes, complementarios. Riqueza!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinretorno, ahí está la gracia, en la riqueza de lo diverso. Un abrazo.

      Eliminar
  4. De pronto leo tu entrada y me alegra ser tan contradictoria.
    Je,je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mento, yo creo que el que más y el que menos lo es un tanto. Eso sí, algunos andamos cerca del cortocircuito.

      Eliminar
  5. Que no me falte Bécquer...

    Como muy bien dices, todo no es igual.

    Un beso, Rafael.

    ResponderEliminar
  6. ¿Qué tal: 'el hombre y la mujer nacen y no se hacen'?

    Muy de acuerdo con lo demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elige, pues también (cabría decir "nacen, o se deshacen").

      Eliminar
  7. Pues todo eso y más....
    Aquí es donde Groucho Marx te soltaría aquello de : "No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo"
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángelo, donde esté Groucho que se quite Karl.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Iba a escribir una burrada pero mejor me abstengo...

    Rezo por los prudentes...

    Abrazos ignotos...

    ResponderEliminar
  9. Jose Antonio Manonegra.8 de enero de 2013, 12:59

    Y les deseo feliz año a mis admiradoras del blog...

    Siempre estáis en mis oraciones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JA Manonegra, no me extrañaría nada que la burrada que se le ha ocurrido a Mesías se te haya pasado a ti también por la cabeza.
      Tus fans siguen leyéndote.

      Eliminar
  10. Estoy completamente deacuerdo, asique, ni una palabra más, todo lo que has escrito lo suscribo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. elsillóndepapá, pues otro abrazo para ti.

      Eliminar
  11. Buenos días Rafael:
    Todos los hombres no somos iguales. El ADN es contundente.
    Los hombres y las mujeres no somos iguales. La anatomía no deja dudas.
    Todas las ideas son igual de válidas. Por eso hemos llegado hasta aquí.
    Todas las leyes son respetables. Pronto los herejes luciremos estrellas de 6 puntas y cruces amarillas en las pecheras.

    Si niegan al creador; ¿Cómo no van a aremeter contra su creación?
    Me encanta como derribas los pilares de la moderna sociedad satánica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Buenos días Rafael:
    Todos los hombres no somos iguales. El ADN es contundente.
    Los hombres y las mujeres no somos iguales. La anatomía no deja dudas.
    Todas las ideas son igual de válidas. Por eso hemos llegado hasta aquí.
    Todas las leyes son respetables. Pronto los herejes luciremos estrellas de 6 puntas y cruces amarillas en las pecheras.

    Si niegan al creador; ¿Cómo no van a aremeter contra su creación?
    Me encanta como derribas los pilares de la moderna sociedad satánica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xtobefree, incluso con un ADN idéntico, no serían iguales. Como decía Ortega: "yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella, no me salvo yo". Uno podría enamorarse de una mujer, el clon de otra, uno podría querer estudiar, el clon no, uno podría nacer en una generación histórica, el clon en otra. Y así hasta el infinito. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Lúcidas herejías estas tuyas, Rafael. El problema, con todo, en la cuarta, es desde qué perspectiva se dictamina lo que es malo y lo que es bueno. Resbaladizo terreno. La historia, ya que de lo social hablamos, está llena de casos en los que algunos creyendo hacer el bien, hicieron un mal irreparable; por ejemplo los que acabaron con la vida de Miguel Servet o de Giordano Bruno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier. Si la cuarta no es asumible, la tercera tampoco lo sería.

      A la hora de dictaminar lo bueno y lo malo, ¿qué tal empezar por el Decálogo? No matar, no robar, no mentir, dar culto a Dios, honrar a los padres...

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. No se puede decir más claro!!

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar