Correo electrónico

BITÁCORA DE RAFAEL HIDALGO

viernes, 24 de mayo de 2013

La "normalidad" de lo asombroso




Hace unos días acudí a una exposición de papiroflexia en el Centro Histórico de Zaragoza. Las figuras se han de realizar a base de pliegues a partir de un único pedazo papel; es decir, ni tijeras ni cola ni emplear varios papelitos. Lo que se podía contemplar era una maravilla. Parecía imposible conseguir algo semejante con un simple folio. Al cabo de una hora, superada la impresión inicial, lo extraordinario empezó a adquirir aires de “normalidad”; la sucesión de figuritas multiformes iba haciendo olvidar la genialidad precisa para realizarlas.
 
Al darme cuenta de esto empecé a pensar que algo parecido es lo que nos sucede con nuestro universo, esa realidad que comienza en lo infinitamente pequeño, se despliega en la danza de las galaxias y exulta en el hecho extraordinario de lo que llamamos vida.



A fuer de ver el mundo, nos parece “obvio”. ¿Obvio? ¿Una hormiga, una gota de agua cristalina, el baile de las llamas alterando la composición de la materia son cosas obvias? Si fuéramos realmente conscientes de lo que nos rodea deberíamos vivir en estado de shock. Esto es una maravilla incesante, acongojante, inabarcable, deslumbradora, gloriosa…

 
 


19 comentarios:

  1. Es realmente asombroso lo que consigue la destreza humana... Cultivemos esa capacidad de asombro ante la obra del Señor, así nos pareceremos más a los niños.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Para mi es realmente asombroso lo que eres capaz de escribir, pensar y razonar. Yo una hormiguita al lado de un gigante. Besos

    ResponderEliminar
  3. Felícitas, es cierto, los niños todavía no han perdido esa capacidad de asombro porque en buena medida para ellos el mundo todavía es novedad.
    Un abrazo

    Aneth, un gigante de papel.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Precioso Rafael.

    Un cariñoso saludo :)

    Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, muchas gracias.

      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  5. Sí,.enseguida nos acostumbramos a los prodigios como si la vida o la naturaleza no fueran algo milagroso.Si fuéramos más conscientes de lo que nos rodea,además de vivir en estado de shock,seríamos mucho más respetuoso con la vida y con el entorno.

    Un placer pasar por tu blog.

    ResponderEliminar
  6. El gran misterio del universo....

    Y, seguramente, todavía queda mucho por descubrir...

    Maravilloso.

    Un beso, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amalia, yo creo que queda por descubrir casi todo, y por disfrutar aún más.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Bellas imágenes, Unamuno gozaba haciendo papiroflexia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, desconocía esa faceta de Unamuno que, como todo lo suyo, no deja de sorprenderme.
      Un abrazo para ti.

      Eliminar
  8. Jose Antonio Manonegra.26 de mayo de 2013, 10:35

    Suerte que somos muy ignorantes...

    Rezo por nuestros enemigos...

    Abrazos invisibles...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JA Manonegra, muy ignorantes pero muy hambrientos de saber.

      Abrazos ultravioletas.

      Eliminar
  9. Sólo se que se nada, cada día aprendo un poquito con la papiroflexia del "Heraldo" que hace mi hija, y las pinturas rupestres de la pared que de vez en cuando aparecen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, con el Heraldo de hace unos años podías hacer un barco a tamaño natural. Las "pinturas rupestres" no las toques, un día pueden valor una fortuna, y si no, mira el Ecce Homo "restaurado" de Borja.

      Eliminar
  10. Si fuéramos realmente conscientes de lo que nos rodea deberíamos vivir en estado de shock. Esto es una maravilla incesante, acongojante, inabarcable, deslumbradora, gloriosa…
    SONO D'ACCORDO CON OGNI TUA PAROLA......quanta meraviglia esiste! Dovremmo vivere sempre in costante lode ed INCANTATI!
    Un abbraccio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Martina, el incatato soy yo.

      Un abbraccio

      Eliminar
    2. Voi spagnoli avete un modo di salutare le persone che incanta ed affascina. Quando ci si sente dire: "encantado" (che somiglia molto all'italiano "incantato").....beh, ci si sente addosso tutta la bellezza dell'universo....

      Eliminar
    3. Martina, pues estoy encantado de que te encante.

      Eliminar