Correo electrónico

BITÁCORA DE RAFAEL HIDALGO

lunes, 7 de noviembre de 2011

Comida lenta, reflejos veloces


Para no perder la costumbre se había quedado rezagada en la cena. El resto de la familia había abandonado la cocina hacía rato. Yo estaba fregando, y por darle conversación le lancé una pregunta:

- Tú, ¿qué prefieres, las mandarinas o las uvas?

Ambas frutas le gustan mucho, así que no se lo había puesto nada fácil. A sus cuatro añitos me respondió sin la más mínima cavilación:

- El helado.

Debe ser lo que se llama pensamiento horizontal femenino. Salen por donde menos te lo esperas.

En el fondo, me dio toda una lección a la hora de tomar decisiones. ¿Por qué voy a tener que ceñirme siempre a las opciones cerradas que alguien me ofrece?

No hice más preguntas. Si con cuatro años no la pillo, ¡qué será cuando cumpla veinte!

18 comentarios:

  1. Cuando cumpla veinte años tiene el rodaje hecho y se comerá sólo la fruta para no engordar. El "carro de la alegría" lo dejará para cuando cumpla muchos más años que ya no importan los kilos.

    Un abrazo y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  2. Que curioso, ¿realmente somos asi para vosotros? Y luego nos sentimos tan incomprendidas, seran cosas de la vida que seamos ambos sexos tan diferente en las formas de ver y experimentar una misma cosa.
    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes Rafael. Te adelantan así que con 20 pensamiento pararelo.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno me imagino que a continuación tuviste que hacer un gran esfuerzo, primero, para no soltar la carcajada y seguir a lo tuyo y lo segundo para no comertela a besos!!

    Pero que ricos son cuando tienen esas edades.

    Disfruta, disfruta Rafael, que pasa tan rápido el tiempo!!!

    Un abrazo y un besito para la ratona

    ResponderEliminar
  6. Hola Rafael. He vuelto a mi blog y lo primero que he hecho ha sido asomarme al tuyo... hacía varios meses que no me conectaba, así que me he sorprendido mucho al saber que has estado enfermo. Espero que ya haya pasado y te encuentres estupendamente, disfrutando de tu familia -¡cómo es tu niña...con 4 añitos ya sabe lo que quiere!- y con tus libros y actividades. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Me encanta tu niña! pero, ¡verás verás! yo tengo en casa uno que empezó así y ahora que tiene 17 años si no intenta "arreglar el mundo" una media docena de veces por día no se queda tranquilo... Es agotador.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Capuchino, en realidad esta come como un gorrión. En eso no ha salido al padre. Otro abrazo para ti.

    Mento, yo encantado de que seamos diferentes, me hace estar más agusto con vosotras. Nosotros somos más "rollo". Un abrazo.

    NIP, paralelo no, por favor, que ahí no hay punto de encuentro. Otro abrazo.

    Chus, intentaré darle ese besito. Aunque no te creas, no se suele dejar la condenada. Con lo lapa que es su padre.

    Teresa, ¡qué alegría que estés de nuevo por aquí! Gracias por tu interés. Voy mejor. En cuanto pueda me doy un garbeo por tu blog. Otro abrazo.

    Gran Visigoda, ese "action man" que aporta soluciones es todo un lujo. Aquí la gente no habla más que de problemas. Parecemos un país de plañideras. Me encantaría conocerlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Jose Antonio Manonegra.18 de noviembre de 2011, 1:57

    Nos tiene secos de su sapiencia Don Rafael, no nos abandone.

    Abrazos ascéticos-librepensantes.

    ResponderEliminar
  10. Buenos días Rafael. ¿Qué tal estás?
    Muy fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. María del Rayo, como ves, esta peque sí responde como un rayo.

    JA Manonegra, está siendo un año complicado. Ya te contaré.

    NIP, no estoy como quisiera, pero espero que escampe pronto, porque llevo un año... Muchas gracias y un fuerte abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  12. jajajaj chiquita pero sincera!

    Muy bueno!

    ResponderEliminar
  13. Eso se llama "salirse por la tangente". Un recurso muy práctico que sin caer en cinismos no va mal para la vida, ¿no crees?

    ResponderEliminar
  14. Tu blog me encanta, pero este post me mata. Cada vez que paso tengo que buscarlo y volverlo a leer. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. rara calma, y con las ideas claras...

    Aranzazu, desde luego, es más viva que el hambre.

    Caminar, muchas gracias. Si conocieras a la "interfecta", te encantaría todavía más. Es la mar de simpática. Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  16. Tua figlia ha le idee chiarissime, è straordinaria! Questo aneddoto l'ho raccontato a Mauro, mio marito, e siccome è piaciuto moltissimo lo ricordiamo sempre e nel darci qualche risposta facciamo come lei!!!!!!
    Un abbraccio

    ResponderEliminar
  17. Martina, sólo tiene una explicación: ¡¡¡Mujeres!!!
    Un abbraccio

    ResponderEliminar